ALGUNOS FALLOS COMUNES AL HABLAR EN PÚBLICO


Hablar en público      El pasado mes de abril, el periodista de TVE, Juanma Romero, publicaba un interesante artículo en “El Crisol de Ciudad Real” (http://www.elcrisoldeciudadreal.es/), sobre los fallos que solemos cometer al hablar en público. A continuación resaltamos las ideas principales que se exponían en el mismo.

Todos cometemos errores cuando hablamos en público. Da igual que si estamos hablando para un gran público, o si se trata de un reducido número de personas, los errores son los mismos en ambos casos.

Lo primero que debemos tener claro, aunque parezca evidente, es que nuestro objetivo al hablar en público es siempre el mismo: llegar al otro y convencerle. Da igual si lo que buscamos es venderle algo, ganarle para un proyecto común, o que nos aprueben un examen. Para alcanzar este objetivo de llegar al otro, lo tenemos que conseguir es llegar a su corazón. San Agustín decía que “si ves que tus feligreses mueven sus traseros en los bancos es porque tú no eres capaz de remover sus corazones”.

Para llegar al  corazón de nuestro público es fundamental que intentemos evitar fallos como los siguientes:

— Hablar demasiado rápido.
— Expresar preferencias personales (religión, política, fútbol, etc.).
— Dar explicaciones demasiado largas, sobre todo en las anécdotas.
— No resumir las ideas clave.
— Tener poca interactividad.
— Poner pocos ejemplos prácticos.
— No dejar un espacio para dudas y preguntas.
— No cuidar el material que entrego a quienes me escuchan.
— Ser reiterativo y repetirse demasiado.
— Contar anécdotas demasiado largas que distraigan de la idea principal.
— En ocasiones me dicen que mi intervención ha estado bien, aunque un poco larga. (Es lo peor que pueden decirte, habrás fracasado por completo).
— Reírse el primero, cuando cuentas chistes o anécdotas,  para animar a los otros a que se rían.
— No estructurar bien la presentación o hacerla poco dinámica.

Departamento de consultoría

LABORPREX AUDITORES

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, General, Marketing, Recursos Humanos, Social media. Guarda el enlace permanente.