8 CONSEJOS DE COACHING EDUCATIVO PARA PADRES CON ADOLESCENTES


padres y adolescentesSeguro que muchos de los que nos seguís tenéis hijos que están atravesando esa difícil edad en la que, de la noche a la mañana, pasan de ser el dulce niño que te obedecía y escuchaba como a un Dios, a una especie de “alien” que se opone a todo lo que tú dices y que nunca está de acuerdo con nada. Aunque a veces lo parezca, no le han abducido, tan sólo se ha convertido en ese ser especial y en continuo cambio que es un adolescente.
Si estás en este caso, y te está costando comunicarte con tu hijo, hoy os queremos proponer unos sencillos consejos que os pueden ayudar a mejorar vuestra relación con él y a hacer esta etapa inevitable de la vida más llevadera y fructífera, desde el punto de vista educativo:

1. Explícale siempre por qué. Cuando le pidas a tu hijo que haga algo, explícale por qué se lo pides. Ponte en su lugar, a ti también te gusta que te expliquen por qué tienes qque hacer las cosas. Evita expresiones como “porque lo digo yo“, “porque soy tu padre/madre”, “porque sí” o “cuando seas más mayor te lo explicaré”…

 2. No dudes siempre de él.  Da crédito a lo que dice, salvo cuando tengas evidencia de lo contrario. Deja siempre que se explique.

3.  Cuando sea necesario, perdónale, pero también, si tiene razón, pídele perdón. Puedes perdonar y también pedir perdón, eso no te quita autoridad ni te hace más pequeño ante sus ojos, sino más grande. Pídele perdón cuando te equivoques tú o cuando, por falta de control personal, le grites o descalifiques. En caso contrario, no esperes que él lo haga contigo.

4. Compartes algunas de tus preocupaciones con él. Tendemos a ocultarles nuestros problemas por miedo a que sufran, pero problemas y preocupaciones son parte de la vida. Es más, si le pides su opinión, tratando el tema acorde a su nivel, te sorprenderás de las soluciones que se le pueden ocurrir y además facilitarás la comunicación, la madurez y desarrollarás su pensamiento crítico.

5. No le trates como a un ser inmaduro que explica cosas de las que estamos de vuelta. Practica la empatía, ponte en su lugar.

6. Sermones, no gracias. No aproveches cualquier ocasión para soltarle “el mismo rollo”, venga o no a cuento, porque quieres que le quede claro algo que sea recurrente en su conducta. Busca el momento oportuno.

7Las comparaciones siempre son odiosas. Es importante evitar, ponernos a nosotros mismos como modelos (“a tu edad yo…”) o poner como ejemplo a otras personas (“mira tu hermano como…”, “deberías aprender de tu primo”). Es injusto y ofensivo. Es mucho más positivo y conseguirás lo que realmente quieres, comparándolo con él mismo (“seguro que lo conseguirás, como cuando hiciste…”).

8Asegúrale tu cercanía y amor incondicional. Aunque parezca lo contrario, el adolescente necesita más que nunca sentirse seguro y, para ello, es fundamental que se sienta querido. Por eso, no des por supuesto que tu hijo sabe que le quieres, díselo… demuéstraselo.

Fuente: Merche cimas, psicóloga y coach educativa, en

http://www.humanrecoaching.com/s-o-s-un-adolescente-en-casa/

Departamento de Consultoría de Coaching

Laborprex Auditores

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Coaching, General. Guarda el enlace permanente.